Pacientes /

¿La ortodoncia es dolorosa?

La colocación del aparato es indolora y en ningún momento se necesita anestesia. Posterior a ella el paciente suele estar molesto una semana, debido al periodo de adaptación al aparato. Los dientes están sensibles al masticar –no olvidemos que el diente empieza a "moverse"– y además puede aparecer alguna llaga debido al roce. Pero en ningún caso se trata de molestias incompatibles con una vida normal.